El Método Pilates

Historia del Método Pilates

Metodo PilatesEl método Pilates surgió a comienzos del siglo veinte como método de acondicionamiento físico y mental creado y perfeccionado por el alemán Joseph Pilates.

Joseph Pilates nació en Alemania en el 1880. Su infancia estuvo marcada por varias enfermedades (entre las cuales cabe destacar asma, fiebre reumática y raquitismo) que lo estimularon a crear y elaborar este método para poder dar frente a todas estas patologías.

Sus conocimientos, experiencia y prácticas en artes marciales, fisicoculturismo y sobretodo yoga fueron de gran importancia a la hora de poder desarrollar el conocido método Pilates ya que combina gran parte de todas estas disciplinas.

A parte del yoga y de las artes marciales, Joseph Pilates incorporó elementos de los antiguos métodos griegos, métodos romanos y la danza para poder acabar de perfeccionar su propia técnica. En el 1926 Joseph Pilates y su esposa se instalan en Nueva York donde siguen perfeccionando y llevando a cabo su método. Al estallar la primera guerra mundial, Joseph Pilates aprovecha la oportunidad para transformar una antigua cama de hospital adaptándola para soporte del método, así nace el primer aparato que su usa como complemento del método Pilates.

Joseph PilatesDurante su estancia en Nueva York Pilates atrae a la gente de la calle para difundir su técnica como método de rehabilitación y acondicionamiento. Por otro lado y de una forma muy sutil (en secreto), Joseph Pilates también difundió se método en los ballets donde tuvo una gran acogida gracias a los grandes resultados que obtenían los bailarines y los deportistas de élite que usaban el método como medio de entrenamiento, de aquí que muchos fisioterapeutas y ortopedistas también acudieran a Joseph Pilates y a su método que también resultó ser muy útil como sistema de recuperación.

 

PilatesTras el fallecimiento de Joseph Pilates, hubieron varios sucesores entre los cuales destacaron primeramente su esposa y más tarde Romana Kryzamowska y Ron Fletcher quién abrió un centro específico para realizar este método en los Ángeles. Pero no ha sido hasta principio del siglo 21 que el método Pilates ha cogido una gran fuerza social ya que entonces la práctica del método se reducía a círculos muy reducidos de deportistas, bailarines y famosos del cine.

La reciente popularidad del método Pilates se debe, entre otras cosas, a la fama que ha adquirido gracias a artistas de cine conocidos pero sobre todo gracias a los resultados que se obtienen con su práctica como método de rehabilitación y de acondicionamiento físico basado en la reeducación postural y una apertura de las practicas que relacionan el cuerpo y la mente.

 

Fundamentos Del Método Pilates

El método Pilates es una disciplina que implica la realización rutinaria de ejercicios que basan su centro equilibrio y sustentación en la musculatura del tronco, abdominales y glúteos, de toda la pelvis en general. Joseph Pilates nombró este centro de sustentación y equilibrio “mansión del poder” o “powerhouse” haciendo referencia al centro del cuerpo humano desde el que se desprende generalmente toda la energía del cuerpo humano.

Fundamentos Del Método PilatesDespués de muchos estudios y muchas investigaciones, Pilates propuso varios centenares de ejercicios que podían llevarse a cabo en una colchoneta colocada en el suelo o bien con la ayuda de máquinas específicamente diseñadas para hacer este tipo concreto de ejercicios. Todos los ejercicios de Pilates tienen nombres (como silla cadillac, silla wunda, etc) que recuerdan a las figuras que crea el cuerpo humano al realizarlas, de esta manera no solo es más fácil identificarlas sino que es la manera de darles identidad a cada uno de sus ejercicios.

El método Pilates se basa en un programa de ejercicios repetitivos que deben realizarse con movimientos lentos, controlados y muy precisos buscando siempre el trabajo específico de cada músculo en su máxima extensión.

 

Trabajar la musculatura profunda

Aunque los más puristas aconsejan realizar los 500 ejercicios -conocidos como el Cuaderno Mat en un banco multifuncional equipado con mancuerdas y pisos deslizantes, igual de correcto es valerse sólo de una colchoneta.

Lo principal en este método, que para algunos alcanza la categoría de disciplina, es dejarse guiar por expertos especialmente preparados, pues aunque no se trate de un procedimiento médico es una técnica delicada y compleja que debe ser enseñada y aprendida.

Ejercicios PilatesAl contener elementos de kinesiología (evaluación de cada músculo para conocer el nivel de estrés que almacena) conviene ser prudente y evitar una práctica indiscriminada o mal guiada que puede causar lesiones. El entrenamiento requiere una profunda concentración que ayuda a tomar consciencia del propio cuerpo, de su funcionamiento y debilidades, para aumentar el autocontrol y el cuidado del físico.

Son también indispensables los ejercicios respiratorios, pues con ellos se equilibra el esfuerzo y la relajación. Pilates mantenía que en diez sesiones se siente la diferencia, en veinte sesiones se ve la diferencia y en treinta sesiones habrá cambiado el cuerpo. Sea como fuere, en el fondo esconde una educación corporal que no sólo persigue trabajar los músculos superficiales, sino que aspira a alcanzar la musculatura profunda.

Control de la mente y el cuerpo

Los movimientos están basados en seis principios: concentración, control, centralización, fluidez de movimiento, precisión y respiración.
Todo ello busca activar el sistema sanguíneo y el linfático, estirando cada músculo y tendón para lubricar el cuerpo obedeciendo a una tabla de ejercicios mientras se controla la respiración. Su práctica aumenta el control, la fuerza y la flexibilidad del cuerpo, respetando las articulaciones y la espalda.

 

Buscando la perfección

Metodo PilatesEl método Pilates es exigente y perfeccionista. Antes de comenzar, el instructor debe analizar la condición física del deportista, sus desequilibrios, debilidades, problemas y necesidades.

Se irán superando poco a poco distintas fases, siendo el control de la respiración indispensable para activar cada músculo con un propósito específico. Se trabaja minuciosamente cada engranaje del cuerpo para devolverle funcionalidad y sacarle el máximo rendimiento. Los movimientos son lentos y suaves; precisan una concentración similar a la del yoga, lo que sirve también para liberar tensiones y problemas. También la terapia postural.

Otra característica de este entrenamiento es su utilidad para corregir malas posturas. Gran parte de su función consiste en lograr una correcta alineación del cuerpo, fortaleciendo los músculos abdominales, los oblicuos y la base de la espalda y los glúteos; esto es, los puntos fundamentales de apoyo de las personas. Quienes lo practican ganan movilidad y flexibilidad, y hasta aumentan la calidad en el sueño, pues este método relaja cuerpo y mente.

 

Practicar el Método Pilates

El método Pilates va dirigido a todo el mundo independientemente de la edad, sexo o condición física que tenga siempre y cuando se pueda disponer de un espacio adecuado y sobretodo de un especialista que pueda hacer un seguimiento y supervisión de la ejecución de los ejercicios que se lleven a cabo.

Aún siendo practicable para todo tipo de personas, el método Pilates es especialmente recomendable a aquellas personas que han padecido o padecen algún tipo de lesión o dolencia y necesitan rehabilitación, es por este motivo que muchos fisioterapeutas, médicos y preparadores físicos son seguidores de la técnica Pilates para ejercer con sus clientes.

Ejercicios PilatesPor otro lado, la técnica de Pilates también es llevada a cabo (y de hecho fue difundida) por muchos deportistas de élite y sobretodo bailarines ya que gracias a este método se consigue, en poco tiempo, mejorar notablemente la condición física de aquellos que lo practican.

 

Otras personas a las que va dirigido especialmente el método Pilates, son aquellas personas que sufren de tensión crónica. Generalmente, las personas con la tensión crónica son las que notan más sensiblemente los resultados de la práctica de este método. Con el hábito de realizar los ejercicios del método Pilates, los músculos del cuerpo se estiran y este alargamiento de todo el cuerpo hace disminuir notablemente el grado de la tensión y como consecuencia, provoca la sensación de ligereza y bienestar en todo el cuerpo.

Las personas que sufren de dolores provocados por las malas posturas, también son buenas candidatas a seguir el método Pilates ya que el hecho de realizar con precisión y exactitud los ejercicios, hace que poco a poco el cuerpo vaya rectificando su postura natural y corrigiendo estas malas posturas provocadas por los malos hábitos o por el trabajo.

Recibe los nuevos artículos en tu correo